La reina Isabel II fue recibida oficialmente en el palacio de Balmoral, donde se encontraba desde finales de julio, aunque recién ayer se realizó la ceremonia de bienvenida. Este viaje no es uno más para ella: son sus primeras vacaciones de verano en Escocia sin el duque de Edimburgo. Este lugar fue clave para la pareja real, ya que allí disfrutaron parte de su luna de miel y era uno de los sitios favoritos del príncipe Felipe.

Asi vive Isabel II sus primeras vacaciones en Balmoral sin el duque de Edimburgo | ¡HOLA! TV