La monarca inglesa se vio visiblemente emocionada en la ceremonia religiosa en honor al príncipe Felipe celebrada en la Abadía de Westminster, casi un año después de su funeral oficial que solo contó con 30 personas debido a las restricciones del Covid. En esta ocasión, se reunieron casi 2.000 personas para rendir tributo al duque de Edimburgo y fue un evento en el que se reencontraron los miembros de las casas reales europeas. Su Majestad llegó a la abadía acompañada del príncipe Andrés y los Windsor fueron los primeros en llegar en un autobús. Zara Tindall y Sofia de Wessex optaron por atuendos en azul oscuro y la princesa Ana y la duquesa de Cornualles, optaron por looks en color verde oscuro. El príncipe Carlos, se vio envuelto en lágrimas al recordar a su padre y el príncipe Harry no acudió al servicio religioso en honor a su abuelo.

Visítanos en:
Página Oficial: https://hola.tv/
FB: https://www.facebook.com/HolaTvAmerica/
Twitter: https://twitter.com/holatv
Instagram: https://www.instagram.com/holatv/