Siempre ha dejado ver su espontánea personalidad, pero nunca deja de sorprender y es que la reina Máxima de Holanda se ha lanzado de paracaídas y hasta se ha visto manejando un camión. Ahora, en su viaje a Costa de Marfil, el primero tras la pandemia como representante de la ONU, recibió una alegre bienvenida alegre con tambores y música. En sus primeras actividades, Máxima visitó los mercados y se reunió con las vendedoras, hizo varias fotografías para guardar el recuerdo y recibió varios obsequios artesanales de las mujeres que la acompañaban. Además, participó en importantes reuniones para tratar temas de inclusión financiera para beneficio del país, ya que su objetivo más importante es que todos puedan tener acceso a cuentas bancarias. En su idioma natal español, expresó su emoción de estar allí y sintió “Una gran alegría volver a trabajar para luchar contra la pobreza”.

Visítanos en:
Página Oficial: https://hola.tv/
FB: https://www.facebook.com/HolaTvAmerica/
Twitter: https://twitter.com/holatv
Instagram: https://www.instagram.com/holatv/