Mientras Rania de Jordania le rindió homenaje a las madres de su país, Matilde de Bélgica acompañó a las víctimas del atentado terrorista cometido el año pasado en Bruselas.

Compartir